¿Cuáles son las llantas que debe comprar?

Todas las marcas ofrecen llantas con distintas especificaciones: más altas, para rines grandes o pequeños, con labrados más o menos elaborados, y agarre proporcional. De ahí que se deben escoger las que cumplan con los requerimientos técnicos del vehículo y sean de marca conocida

A cada una de las 4 llantas en las que se apoya el carro se transmite cada giro del volante, la fuerza de frenado, la tracción que viene por acelerar, y así se controla en su totalidad. Deben estar siempre en perfecto estado, con un desgaste parejo a lo ancho y largo (mejor, en todo el círculo o banda de rodamiento de la misma, cuando hay desigualdades, puede haber amortiguadores desgastados).

Todas deben tener las medidas idénticas, ser de la misma marca y referencia para garantizar que el comportamiento del auto sea siempre suave, estable, progresivo y controlable en situaciones límite de agarre lateral, al esquivar un obstáculo o frenar a fondo.

Al momento de comprar, debemos saber de qué tamaño son los rines dado que la llanta crece en tamaño y costo en proporción. Cuando les dicen que su auto es rin 17, 13, el que sea, se refieren al diámetro del rin, expresado en pulgadas. Hoy en día es casi normal que en autos subcompactos pequeños como el Ford Fiesta se monten grande rines de 16 pulgadas -ya nos habituamos-, o de 17 en compactos medianos como por ejemplo el Chevrolet Cruze o el Kia Cerato.

Llanta de fórmula 1, perfecto ejemplo de rin pequeño y alto perfil

¿Por qué rines tan grandes donde hace 15 años se montaban de 15 pulgadas en autos equivalentes a los anteriores, y en sus versiones más deportivas? Con tamaños similares, a pesar de los materiales avanzados para aligerar y entregar mayor seguridad, los vehículos de hoy son más pesados no sólo por equipamiento de seguridad, sino de todo orden que los invade hasta en los más pequeños. Así, hay un módulo para cada ‘item’ que mueve la báscula: módulo de la caja automática, del climatizador, del motor, de los cinturones…

Entonces se han venido instalando frenos con discos más grandes, proporcionales al peso adicional que hay que frenar. Los discos mayores, necesitan rines de mayor diámetro, y sus respectivas llantas que completan el círculo total. Fundamental: a mayor tamaño de rin, llanta de menor perfil, si se quiere conservar la misma altura final.

La técnica permite fabricar no sólo llantas de bajísimo perfil antes impensables para los más populares, sino de costos proporcionalmente reducidos con respecto a los que vuelan a 300 kms/h; es otra de las razones de ser de su actual popularidad. ¿Qué llantas deben comprar?

  • Se deben reemplazar por medidas equivalentes a las originales, en anchura (se muestra en milímetros), y perfil o altura (como porcentaje del ancho de la llanta). Las medidas se publican casi siempre en un sticker ubicado en el paral central al abrir la puerta del conductor; en otros se encuentran por el revés de la tapa de combustible, obviamente en el manual del conductor, y en otros pocos, con el sticker en un rincón del panorámico. Una letra señala la velocidad máxima sostenida que se puede mantener con el vehículo completamente cargado. Por ejemplo H es 210 de velocidad y S 180.
  • A veces se encuentra la opción autorizada por parte del fabricante, de montar 2 llantas  y rines con diferente tamaño, porque una misma carrocería puede venir con motores 1.6 y 2.0, o simplemente para darle una mejor apariencia y así tener la oportunidad de pasarlo de rines 16 a 17; de nuevo, si se respetan las medidas de las respectivas llantas, tanto la de 16 como la de 17, tendrán la misma altura final.
  • ¿Qué marca escoger? Todas las marcas conocidas tienen llantas para todos los clientes, desde la más elemental para un Twingo o Spark, hasta la de más alto rendimiento para un veloz sedan o pesada camioneta. Con la medida en la mano, buscar la mejor relación precio producto que incluya una buena garantía, respaldada por una cantidad aceptable de centros de servicio. Los precios, como cuando se compra un vehículo nuevo, dependen no sólo del margen del importador, sino del país de origen.

Llantas de bajo perfil, aún caras, pero no tanto como antes

  • Si se instalan llantas más altas, el carro pierde aceleración, respuesta desde bajas velocidades y aunque podría elevar algo su velocidad máxima, se demoraría mas en llegar a ella. ¿Ventaja para los que circulan en plano a velocidades constantes la mayor parte del tiempo? Una muy leve reducción en el consumo, porque en esa misma coyuntura, el motor gira un poquito más bajo de revoluciones. Las llantas mas altas resultan en un conjunto rin – llanta más pesado que pone a trabajar más a los frenos y a los elementos de suspensión como amortiguadores, bujes y rodamientos.
  • Al reducir la altura total, se gana en aceleración, en capacidad para acelerar o recuperar velocidad y revoluciones desde bajas rpm en un mismo cambio; prácticamente ocurre todo lo contrario que al aumentarla: a la misma velocidad se va con el motor más acelerado (algo se perjudica el consumo), y, muy importante, se reduce la altura del carro con respecto al piso, algo que sólo a los gomosos del tuning les gusta, pero que casi siempre mejora la apariencia del carro.
  • Con llanta bajita se conduce con mayor estabilidad, pues la carrocería se inclina menos en las curvas gracias a que la altura del centro de gravedad queda más cerca del suelo; realmente es algo que pasa desapercibido para la mayor parte de los conductores. Entre menos perfil o caucho entre el pavimento y el rin, mayor respuesta a los cambios bruscos de dirección, mayor agilidad, pero con el agravante que en mayor o menor medida según ‘paciente’, se perjudica la comodidad de marcha sobre pavimentos irregulares que abundan. Con llantas nuevas debe haber una conducción suave en los primeros 200 o 300 kms, para que se asienten bien las carcazas, esto es parte del cuidado que hay que tener, cuando estrena su auto nuevo.
  • Hay que respetar las presiones de inflado que manda el fabricante, aunque se pueden variar hacia arriba especialmente, cuando se viaja con más de 3 pasajeros y el baúl lleno. Hasta 10 libras adicionales o algo más, recomiendan poner en algunos modelos bajo éstas circunstancias. Lo malo es bajarlas algo más de 4 – 5 libras, porque tienden a calentarse más y en extremo se explotan. Por eso los monitores que nos alertan sobre la baja presión son los TPMS obligatorios en los Estados Unidos desde hace un lustro. La presión máxima que soporta la llanta, se muestra en la pared o perfil. Recuerden que una llanta caliente sube entre 4 y 6 libras, por eso lo mejor es revisar cuando el auto lleva horas detenido.
  • ¿Sirven llantas más anchas? Sí hasta cierto punto, y respetando el valor máximo que determine el fabricante del vehículo, especialmente cuando se puede escoger entre más de una medida. Sin duda que mejora el agarre lateral en curvas y mucho según la llanta, pero la mayor superficie de rozamiento perjudica el consumo, y probablemente se transmita más ruido a la cabina. Si la anchura es excesiva, al superar el límite de agarre se pierde progresividad; así por ejemplo si se iba de cola lentamente, ahora será en un instante sin dar tiempo a corregir con el timón. También si con frecuencia camina duro en curvas, habrá una sobrecarga sobre rodamientos y amortiguadores, y en lluvia hay mayor tendencia al aquaplaning que con las delgadas.

Aunque con 2 llantas a la mano a simple vista se puede saber si son igual de altas o no, los dejo con una sencilla fórmula que nos dice exactamente, en centímetros, la altura total de la misma.

Para saber la altura total pongo como ejemplo una cuya medida la usan para muchos autos de diferentes marcas, en rin 16. Es la 205/55/16. El último número, es el tamaño del rin, en éste caso, de 16 pulgadas de diámetro. El primer número, expresado en milímetros, es el ancho total de la llanta, y el segundo, la altura o perfil expresado como porcentaje del ancho total.

Entonces sacamos el 55% de 205 y nos entrega un perfil o altura de 112.75 milímetros. Para tener la altura total de la llanta, en centímetros, primero convertimos el rin de 16 pulgadas a cms multiplicando por 2.54. ¿Resultado? Diámetro del rin igual a 40.64 cms. Al rin le sumamos el caucho, la altura, que es de 11.275 cms; como está el caucho que roza el pavimento, y el opuesto en la parte superior de la circunferencia, la altura se debe multiplicar por 2.

Hasta en camionetas 4X4 se puede escoger grandes rines y bajo perfil

Sumamos las 2 alturas o perfiles con el diámetro del rin, y tenemos la altura total de la llanta que es de 63.19 centímetros. Como ven es fácil de sacar, con eso no los pueden enredar con cuentos al momento de comprar. ¿Y si quiero pasar mi carro de esa medida en rin 16 pero a 17 con la misma anchura pero sin variar la altura, a cuál medida equivale?

A una 205/50/17. El diámetro del rin 17 en cms es de 43.18. El perfil es el 50% de 205, o sea 10.25 cms que multiplicado por 2 da 20.5 cms. Sumamos perfil mas rin y tenemos altura total de 63.68 cms. ¿Diferencia entre las 2? 0.49 cms medio centímetro que no es nada y pasa casi desapercibido.

Cómo saber cuando hay que cambiar el aceite del motor

Hábitos de manejo incorrectos, filtros de aire o combustible sucios y entornos difíciles le restan vida útil. Conociendo, también evita que le saquen dinero sin necesidad

Es frecuente encontrar vehículos que con unas palabras o testigo en los instrumentos del tablero informan que ha llegado el momento del cambio. La computadora o módulo del motor tiene en cuenta muchísimos aspectos; si su vehículo no es de los que avisa, debe tener en cuenta los siguientes aspectos, iguales para los 2 casos:

Cuando un motor trabaja por cortos periodos de tiempo o distancia, el aceite no se calienta lo suficiente como para reducir al mínimo los subproductos de la mala combustión en frío que lo deterioran. El carro que acumula pocos kilómetros al año puede estar muy bien, pero necesita cambios de aceite con mayor frecuencia, caso del auto llamado ‘taxi de mamá’, que va de la casa a la oficina que es cerca, se queda quieto todo el día, vuelve a arrancar en frío (momento de máximo desgaste), llega a casa medio caliente, y luego el hijo lo coge para unas vueltas cercanas. Mayor cantidad de arranques en frío también, requieren cambio con prontitud.

En general, hay que partir de lo que dice el manual del propietario, no tanto de lo que le digan en el concesionario que en ocasiones ‘cita’ a un cambio de aceite temprano, sin necesidad, para vender producto y servicio. Con algunas excepciones de almacenes serios, lo mejor es comprar el filtro de aceite original en el taller autorizado porque los aceites duran mucho más que los filtros. Hay filtros por ejemplo para 10.000 kilómetros, que en condiciones de trabajo severas como las de Bogotá, filtrarán bien unos 7 – 8000 kms.

Bogota, Medellín, Cali y un largo etcétera son ejemplos, porque cada día hay menos fluidez en el tránsito y sí más trancones. Los motores funcionando así, en neutro (marcha mínima o en vacío), se calientan más, calientan el lubricante que se va oxidando, reduciendo la protección.

Transitar lentamente es casi tan malo porque no llega un buen flujo de viento hacia el vano motor, haciendo que el motor suba unos grados. Los filtros de aire ‘sufren’ por la contaminación y si se dejan funcionando en mal estado, hacen que el aire por cantidad especialmente, se queme mal con el combustible. Esos dañinos residuos van a parar al aceite.

Si transita con frecuencia por destapados o calles polvorientas, cambie el aceite unos kms antes. Si la máquina trabaja con frecuencia en altas revoluciones -por encima de las 4000, 3500 en adelante para los turbodiésel- debe cambiarlo antes. En los motores de carburador, que producen una combustión menos eficiente (eso sin contar con el uso del shock que es mortal) recomiendo máximo 7000 kms con filtro para 10.000, y los de aire y combustible inmaculados.

En todos, inyección o carburador (por ley todos los vehículos vendidos en Colombia desde 1998 son de inyección), las bujías deben estar en buen estado, y perfectamente calibradas para la mejor combustión posible. Igualmente, si trabaja con frecuencia en temperaturas ambiente bajas, se acorta la vida útil del aceite. Si enfrenta cuestas con relativa frecuencia y de acelerador a fondo así no vaya tan alto de revoluciones, al taller pronto.

Haga un recuento de sus recorridos diarios, cómo son las vías por donde va, quién y como usa el auto con usted, revise los filtros, recuerde si anda en trancones muchas horas a la semana, o si es de los que lo deja estacionado todo el día para iniciar la marcha de nuevo en frío, para que su hijo de nuevo lo saque en la noche para ir adonde la novia, o para ‘darle duro’ porque le gusta andar rápido…….

More Articles...